La Renovación Carismática Católica

(RCC)

La manifestación del Espíritu Santo a raíz del  Concilio Vaticano II en la Iglesia, está siendo muy intensa.

                 Hay antecedentes de esta manifestación al final del siglo XIX y principios del XX cuando el Papa León XII consagró el comienzo de ese siglo al Espíritu Santo. Con estos antecedentes y las manifestaciones que el Espíritu Santo empezó a hacer en las iglesias cristianas con un resurgir de carismas en los Pentecostales, fue el comienzo de esta corriente de gracia que el Espíritu Santo ha ido derramando gratuitamente en estos tiempos.

                 El 18 de febrero de 1967, treinta estudiantes y profesores de la universidad de Duquesne (Pensylvania), hacían un retiro espiritual para profundizar en la fuerza del Espíritu, dentro de la iglesia primitiva, ausente en el cristianismo que ellos veían languidecer.

Lo que sucedió en aquel retiro fue una capacidad nueva para estar a la escucha…

La experiencia de la efusión del Espíritu de aquél retiro, se repitió en las universidades de Notre Dame, en South Bend, Indiana y en Michigan.

Grupos que nadie planeaba, ni convocaba, se multiplicaron como pequeñas luces en un estadio. Era la libertad de Espíritu que estallaba en todas partes, suscitando lluvias de carismas en toda persona bautizada que recibía la Efusión del Espíritu Santo. Era la libertad de los hijos de Dios.

Este fue el comienzo de la Renovación Carismática Católica, que se fue extendiendo por todas partes del mundo, en las diferentes iglesias cristianas que acogen a Jesucristo como único Salvador.

La Renovación Carismática Católica en España ha ido funcionando con mayor o menor acogida por parte de la Jerarquía hasta el momento que solicitó su reconocimiento por la Conferencia Episcopal Española por medio de los estatutos, aprobados en la LXXXII Asamblea Plenaria reunida en Madrid del 3 al 7 de Mayo de 2004. A partir de la entrada en vigor de dichos estatutos la Renovación Carismática Católica de España está estructurada e incorporada en las respectivas diócesis.

LA RCC EN NUESTRA DIOCESIS DE CADIZ Y CEUTA

Con fecha 19 de Marzo de 2005 el Sr. Obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta D. Antonio Ceballos Atienza publica el decreto de aprobación de los Estatutos en la diócesis y ordena el traslado de copia de este Decreto al Coordinador diocesano de la RCC en la Diócesis, a los párrocos y rectores de Templos, para su conocimiento y efectos, y a la oficina del Boletín Oficial del Obispado para su publicación.
La RCC ha sido incorporada dentro de la Pastoral diocesana de Apostolado Seglar.
También está incluida dentro del Secretariado de Oración diocesano.

                 Cuenta con 16 grupos repartidos por toda la diócesis. Tiene algunos grupos en formación que se incorporaran (D.m.) cuando reciban la Efusión del Espíritu Santo.

El sistema de expansión es a través de las catequesis, llamadas de las 7 semanas, que consiste en la proclamación del kerigma. Al término de la cual en un Retiro espiritual se celebra la ceremonia de la Efusión del Espíritu Santo con imposición de manos. En ese momento el grupo quedará incorporado, a la diócesis funcionando con autonomía y siendo coordinado por el Coordinador diocesano y la Coordinadora diocesana.

COMO FUNCIONA LA RENOVACION CARISMATICA CATOLICA

La espiritualidad de la Renovación se fundamenta en la asistencia del Espíritu Santo que conduce y dirige a su Iglesia con la manifestación de los carismas que van aflorando y derramando en los corazones de los hijos de Dios.

                 De esta forma el Espíritu va renovando a la persona durante toda su vida, siempre que ella se deje renovar voluntaria y libremente, preparándola hasta que llegue a la casa del Padre.

                 Todos los carismas que se reciben son para el servicio de la comunidad, ninguno son para provecho personal de la persona que lo recibe.

                 Nadie descubre personalmente sus propios carismas, sino que es la comunidad la que se los descubre. La persona que los recibe empieza a utilizarlos al servicio de la comunidad, de esta forma se confirman dichos carismas.

El Espíritu Santo conduce y enriquece a nuestros grupos con las diferentes expresiones de oración a la Santísima Trinidad: oración de alabanza con expresiones verbales y plásticas, la oración de acción de gracias, de súplicas de favores, de adoración, de intercesión, de liberación, de sanación interior y física.

La aportación de los cantos y la música es muy grande por parte de la RCC a la Iglesia. Son cantos inspirados por el Espíritu y que invitan a la comunicación de la criatura con el Creador de forma muy íntima. La oración a través de la Palabra de Dios.

La celebración de la liturgia, el uso de los carismas al servicio de los hombres, en acciones apostólicas múltiples (enfermos, encarcelados, disminuidos, mayores y un extenso etc.)

El cometido de la Renovación en la Iglesia no es otra que favorecer que la Iglesia sea renovada por el Espíritu Santo con esa corriente de gracia que ha irrumpido en la Iglesia por medio de la Tercera Persona de la Santísima Trinidad.

En el momento en que toda la Iglesia haya sido renovada por el Espíritu Santo, terminará el compromiso de la Renovación en la Iglesia.

Habría mucho más que manifestar y no se acabaría nunca porque el Espíritu es siempre novedoso y sorprendente, infinito y eterno y se acomoda a la interpretación de los tiempos.

¡GLORIA A DIOS!

¡¡VEN A CONOCERNOS!!

SOMOS EL GRUPO JERUSALÉN Y NOS REUNIMOS

EN LA PARROQUIA TODOS LOS MARTES

A LAS 19:30

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s