ORACION DEL CATEQUISTA

Señor Jesús:
Aquí me tienes para servirte y colocar a tus pies la labor en que estoy empeñado.
Tú me escogiste para ser catequista, anunciador de tu Mensaje a los hermanos.
Me siento muy pequeño e ignorante, soy a menudo inconstante,
Pero sé que Tú me necesitas.
Gracias por confiar en mí, pequeño servidor tuyo.
Estoy pronto a cumplir esta hermosa tarea,
Con sencillez y modestia, amor y fe.
Quiero ser instrumento tuyo.
Para despertar en muchos hermanos: cariño por tu persona,
confianza en tus promesas;
pon tus palabras en mis labios,
y haz que, en comunión con mis hermanos,
pueda colaborar en extender tu Reino.
María, tú que seguiste siempre con fidelidad,
las huellas de tu Hijo,
guíanos por este mismo camino.
Amén
 

HORARIOS DE CATEQUESIS

( Curso 2017/2018 )

Despertar religioso.- Martes de 17:00 a 18:00

Precomunión.-       Miércoles de 17:30 a 19:00                                                                                  

Comunión.-        Lunes de 17:00 a 18:30

Confirmación.-      Viernes de 17:00 a 18:00 

 MATERIAL COMPLEMENTARIO “JESÚS ES EL SEÑOR”  [aquí]

Directorio General para la Catequesis (versión completa)

Directorio General para la catequesis ( enlace con la versión reducida)

 

En qué consiste la catequesis:

La catequesis desarrolla cuatro aspectos de la vida cristiana:

¨ Conocimiento de la fe: Los niños tienen una hora y media semanal de actividad catequética, a la que deben acudir con su material de trabajo.

¨ Oración: Les enseñamos a rezar en la catequesis, pero deben rezar diariamente en casa con sus padres

¨ Celebración de la fe: normalmente la misa de los sábados a las 12:00 es la misa catequética a la que deben acudir todos los niños

¨ Testimonio de la fe: El fomento de las virtudes y valores cristianos, aunque también los inculca la parroquia, han de cultivarse y madurarse principalmente en el hogar.

————————————————————————————————————————————————-

¿Qué es catequizar?

La preocupación por definir una actividad y sus alcances, es una actitud muy saludable en todos los que desean desarrollar esa actividad, cualquiera que sea, con responsabilidad y con justeza. Para quienes nos dedicamos al ministerio catequístico, no está demás recordar con exactitud, qué decimos cuando nos referimos a la catequesis. Por eso, es bueno recurrir al Magisterio de la Iglesia para encontrar la respuesta que necesitamos para revitalizar nuestra tarea:

“La catequesis es la actividad constantemente necesaria para difundir viva y activamente la Palabra de Dios y ahondar en el conocimiento de la Persona y del mensaje salvador de Nuestro Señor Jesucristo; la educación que consiste en la educación ordenada y progresiva de la fe y que está ligada estrechamente al permanente proceso de la maduración de la misma fe”. Mensaje del Sínodo de la Catequesis, Obispos al Pueblo de Dios. Año 1977

Decir que la catequesis es “la actividad constantemente necesaria” implica subrayar dos aspectos que no se pueden pasar por alto. Constante quiere decir que no se limita a una determinada etapa. No se refiere a un momento de la vida de la persona ni a un momento pastoral de una comunidad. La catequesis es constantemente necesaria en la vida de la Iglesia y en la vida de la persona. No se puede optar por la catequesis por un período y después tomar otro rumbo. Sea cual fuera el plan pastoral de una región, de una diócesis o de una parroquia, la tensión catequística nunca puede postergarse ni dejarse en segundo plano. Con respecto a la necesariedad no hace falta hacer aclaración alguna. Todo lo que es necesario es indispensable e ineludible. Lo que es necesario no puede reemplazarse por nada sin que se deteriore lo esencial.

Por medio de la catequesis la Iglesia quiere difundir viva y activamente la Palabra de Dios. No es una mera difusión nocional-intelectual. La difusión de la Palabra que se hace por medio de la catequesis tiene como características la vitalidad y la dinámica. No basta conformarse con que la Palabra de Dios sea conocida y aprendida. Se puede saber y no creer. Se puede saber y no estar convencido de lo que se sabe. La catequesis presenta la Palabra como luz viva que ayuda a ver la vida y se manifiesta en forma activa porque compromete e integra la misma vida con una mentalidad nueva.

Ahondar en el conocimiento de la Persona y del mensaje salvador de Nuestro Señor Jesucristo es algo que va más allá de un mero aprendizaje o de una simple instrucción. Quienes creen que la catequesis es “un cruzo” para prepararse para a un sacramento, o “unas horas de clase” que suelen darse en los colegios católicos y en la escuela pública de algunas provincias, se equivocan. No podemos hablar de la catequesis en esos términos.

Las materias de formación en las diversas áreas del aprendizaje intentan acercar al estudiante al conocimiento de “algo”: el saber. En cambio, la catequesis va a intentar acercar al conocimiento de alguien: ese alguien es Jesús de Nazaret.

El catequista hace de puente entre Dios y los hombres anunciando a la humanidad que el creador está enamorado de sus criaturas. Por eso, presentar a alguien, a Jesús de Nazaret, es una forma concreta de mostrar el amor que Dios nos tiene.

Asimismo, ahondar en el conocimiento del mensaje salvador, supone que el mensaje es conocido previamente. Es decir, que, para poder tener encuentros de catequesis, es necesario que el grupo haya recibido, por lo menos, un primer anuncio evangelizador.

 

Catequesis Familiar

“La familia cristiana tiene, hoy más que nunca, una misión nobilísima e ineludible, como es transmitir la fe, que implica la entrega a Jesucristo, muerto y resucitado, y la inserción en la comunidad eclesial. Los padres son los primeros evangelizadores de los hijos, don precioso del Creador (cf.GS 50), comenzando por la enseñanza de las primeras oraciones. Así se va construyendo un universo moral enraizado en la voluntad de Dios, en el cual el hijo crece en los valores humanos y cristianos que dan pleno sentido a la vida”.

 Esta catequesis que se inicia a partir de la celebración del sacramento del Bautismo, es decisiva para asentar la transmisión de la fe en la familia (padres e hijos). Se ha de hacer un gran esfuerzo en la preparación del proceso catequético y en asumir una nueva pedagogía de la fe en familia, dedicando nuestros mejores cristianos (matrimonios, catequistas y jóvenes) al esperanzador proyecto de hacer de la parroquia una gran familia de familias cristianas.                    Estos son los pilares donde se asienta la catequesis familiar:

 

·         Educación en la fe de los niños desde los padres,ayudando en primer lugar a los mismos padres, a ambos, a situarse ante la vida, compaginando las preguntas fundamentales y el ejercicio de unos valores. Los padres son los primeros adultos en la fe para los hijos.

 

·         Hacer de la familia una Iglesia Doméstica,tras una serie de cursos progresivos de los grupos de matrimonios y también de sus hijos en las celebraciones y encuentros de transmisión de la fe, confiando a los mismos la creación de grupos eclesiales sencillos y gratificantes, contagiosos y evangelizadores.

 

·         Convertir la Familia en agente de evangelización. Ser valientes para plantear el Matrimonio como espacio de mediación evangelizadora y sacramental del Amor de Dios (Iglesia doméstica). El hecho familiar es diálogo, contagio, modelo de vida, sacramento, Evangelio, escuela, plegaria, comida, perdón, esperanza, fiesta, entrega, vocación, amor…

 

·         Celebrar la primera Eucaristíaen el espíritu de las celebraciones familiares que se llevan a cabo en el proceso, eliminando el talante consumista y la fiesta social que impide la experiencia religiosa de los niños.

———————————————————

 

Consejos prácticos para ir a Misa con los hijos


Tan importante como las explicaciones que les demos a los niños es nuestra actitud. He aquí algunos consejos:

  • Preparar a la familia antes de ir a Misa el domingo: Durante la semana aprovechando la bendición de la mesa, las oraciones antes de costarse…, podemos ir preparando consejos, invocaciones, oraciones que tiene relación con las lecturas. Les ayudará a ellos y nos ayudara también a nosotros.
  • Sentarse en los bancos de adelante: evitamos distracciones y ven mejor lo que pasa, están más atentos. (Si fuéramos a un espectáculo teatral o de música, a todos nos gustaría estar en primera fila).
  • Cuidar la forma de vestir: no es lo mismo ir a la playa que a Misa.
  • Llegar puntuales: cuidamos la puntualidad en ir a clase, en llegar al cine… No podemos hacer esperar a Jesús. ¿Haríamos esperar a una persona importante?
  • Que nos oigan contestar: es recomendable pronunciar bien, vocalizando, para que ellos oigan y aprendan. Echarles una miradita animándoles a que participen.
  • Cantar: a los niños les encantan las canciones. Es recomendable asistir a alguna Misa en la que se cante.
  • Que nos vean atentos y que nos vean rezar: por ejemplo después de la comunión, con mucho respeto. Podemos animarles a que ellos también se pongan de rodillas y recen.
  • El respeto al sacerdote: cuando entra nos ponemos de pie, esperamos a que salga para salir.
  • Misas para niños: en algunas parroquias hay Misas especiales para los niños, donde hacen del Evangelio más comprensible en un lenguaje infantil.
  • Con regaños no logrará nada: si la salida para Misa es un campo de batalla, usted está haciendo que ellos desde pequeños tengan una mala actitud hacia la Misa. Es mejor motivarlos e invitarlos sin obligaciones y castigos. Hágales comprender que es importante ir a visitar la casa del Niño Dios, como lo hace con sus abuelos el fin de semana o sus amigos.
  • No tener prisas para salir del templo: Al terminar la celebración, antes de salir del templo nos acercaremos en familia al Sagrario para: hacer la genuflexión, para orar un instante…. Tenemos que educar a los hijos que la presencia de Jesús en el Sagrario, no es lo mismo que una imagen. Es Jesucristo.

     

Anuncios

2 comentarios to “Catequesis”

  1. Fernanda Falconí Says:

    Buenos dias me pueden comunicar los cursos para catecismo para la confirmación en la iglesia de San Marcos, vivo por el registro civil, me puden mandar la dirección para los cursos gracias.


    1. Hola Fernanda:
      Las fechas de inscripción son del 15 al 19 de Septiembre y la dirección de la parroquia es Avda. Manuel de Falla nº 2. Allí te informaremos de la fecha de comienzo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s